Poemas

  • Poemas

    VERSOS DE UNA NOCHE

    Te hablo y me entiendes
    me oye el silencio.
    No aturdo el sosiego.
    Solo muevo manos
    que construyen versos.
    Manos que han soñado
    ventanas abiertas.
    Las olas sin playas
    bosques de un invierno
    de ramas heladas
    cubiertas de nieve
    de musgos y helechos.
    Manos que han tenido
    presión en sus dedos
    sintiendo otro cuerpo
    vibrar en el viento.
    Hoy son ramas viejas
    de un roble sin techo.
    Ella lee y piensa
    ese es su derecho.
    Ella lee y piensa
    empuja mi sueño.
    Detrás de lo oscuro
    ni espacio ni brisa.
    Todo se adormece
    se apaga mi fuego.
    Hoy la noche me habla
    palabras sin dueño.
    Ahora me susurra,
    me envuelve en sus brazos,
    me acuna, me briza,
    me duermo en su seno.

    Silencio…silencio.

    A. M. N.

    Imagen: J. A. T.

  • Poemas

    EVOCO TU ELIXIR

     
    En la vereda de enfrente
    las casias florecidas
    desparraman sus pétalos
    en alfombras amarillas
    en el pisar de los pájaros
    que picotean semillas.
    Elegí sentarme
    en el centro del patio
    absorta, pensativa0
    en el preciso lenguaje del poeta
    y el perfume de clavellinas.
    Mi lujosa soledad
    invade en tu espalda
    la columna en la trocha
    con aroma de cilantro
    en búsqueda de la piel vellosa
    de tu cintura candorosa
    a veces tupida y cana
    a veces dorada y rala
    Entre el naranja del sol
    y el ronquido de los gatos
    evoco el elixir
    tuyo, solo tuyo
    que acude tibio
    a mis deseosas manos
    debajo de floreadas sábanas.
     
    Malania 
    Imágenes propias
  • Poemas

    SIMIENTE

    Mantuvo algo arcano
    atrapado en el tiempo
    preso en el pecho.
    Se dejó arrastrar
    por un río salvaje
    prisionero de su mente.
    Sin poder contemplar
    la belleza de la naturaleza
    se acartonó
    se vistió de gris.
    Buscó la luz entre las piedras
    asido a la biela
    ameró sus manos
    con la humedad de su gozo
    lejos del todo
    reducido a nada.
    Atónito observó la cueva
    y dentro de ella
    su cuerpo cansado
    tendido en el suelo.
    En hierbas muy secas
    recaló su tibia 
    y dulce simiente.
    Ella estaba allí 
    compartiendo su gozo
    eternamente suya.
    Malania
    Imagen propia
  • Poemas

    ECOS

    São as palavras 
    o eco das nossas alegrias e tristezas 
    das nossas convicções e contradições 
    das nossas dúvidas e certezas 
    e das nossas desilusões. 
    São estes ecos 
    que divagam e flutuam…
    …nos nossos corações 

    Mário Margaride

    Traducido:

    Estas son las palabras
    el eco de nuestras alegrías y tristezas
    de nuestras convicciones y contradicciones
    de nuestras dudas y certezas
    y nuestras decepciones.
    Estos son los ecos
    que divagan y flotan…
    …en nuestros corazones

    Malania

    Imagen de la red.

  • Poemas

    SI SUPIERA…

    Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta,
    te daría un abrazo, un beso y te llamaría para darte más.
    Si supiera que esta fuera la última vez que voy a oír tu voz,
    grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente.
    Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo
    diría “te quiero” y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.
    Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien,
    pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuánto te quiero,
    que nunca te olvidaré”.

    Gabriel García Márquez

    Gentileza: R. G.

    SI SUPIERA QUE ESE SERÍA EL ÚLTIMO DÍA QUE TE ENCONTRARÍA EN AQUEL PUENTE, CON LA MEJOR SONRISA, SINCERAMENTE…NO SÉ QUÉ HUBIERA HECHO.

    Malania

    Imagen: Propia

  • Poemas

    TE VI

    Te vi sentada en aquel viejo banco, te vi.
    Quedé mirándote, no salían las palabra

    Te vi. Parecías ida en el tiempo,
    buscabas algo que no existe,
    tal vez alguna pena llamó.

    Creí lloraban los silencios del dolor
    en noches tan perdidas,
    no quise molestarte, me fui.

    Te vi atada a tu soledad
    donde el viento bailaba alrededor,
    pero no te movías.

    Callada estabas ahí,
    miré tu cuerpo, parecías tan ausente,
    te vi y no pude entender, si te vi.

    Autor: poeta uruguayo Miguel Márquez

    Imagen propia.

  • Poemas

    TESTIGO Y CULPABLE

    No ha sido en un avión
    tampoco en autobús
    fue en un poema
    un poema de amor.
    No fue en una plaza
    las que inspiran pasión
    tampoco en un crucero
    fue en una canción.
    Mi corazón se fue abriendo
    al vaivén de tus palabras
    una tras otras más sabias
    en alas de pájaro batiendo.
    Te extraño cuando no estás
    estás en mi pensamiento
    día a día me acompañas
    tu presencia va creciendo.
    Tu ausencia me “anostalgia”
    (agrega en tu diccionario)
    tu erotismo me provoca
    tu calor ¿será milenario?

    Malania

    Nota: “anostalgiar” ¿Por qué no usarla si me brotó del alma?

    Imagen: propia. Gentileza de Mónica.

  • Poemas

    HIERBAS BUENAS

    Hilos de plata 
    lucen tus cabellos.
    Blanco pompón
    en el jardín más bello.
    Con el rocío del amanecer
    cada día pronuncio:
    aún hoy te quiero.

    Malania.

    Imágenes propias

  • Poemas

    AQUELLA MAÑANA

    Sus palabras iluminaron mi rostro.
    La mirada de sus acastañados ojos
    encendieron mis mejillas
    pintándome de amapola.
    Entre nerviosa y aturdida
    exhibí mi verdadero nombre
    él me agradeció el gesto
    con una encantadora sonrisa.
    Será intuición o inteligencia
    que todo lo controla
    que actúa sin actuar
    o simplemente fue que
    me quiso acompañar.
    Mi torpe corazón
    de nada se percató
    con sutileza algo susurró
    y al roce de brazos
    nuestro andar se armonizó.
    Soslayando su destino
    un dulce beso me dio
    y en un apretón de manos
    sentí mi humedad y su calor.
    Malania   
    Imagen propia
  • Poemas

    NUBARRONES COLORIDOS

    ASÍ…
    Ella pensaba en él,
    solo pensaba en su amor,
    en la alegría al compartir
    los momentos de pasión.  
    Malania 
    Imagen propia.