• Poemas

    A TRAVÉS DEL ÉTER

    Los pájaros trajeron en sus alas,  
    los pétalos de crisantemos,
    flores rosas con centro amarillo,
    aquellos que alguien furioso
    los había arrojado al exilio.  
    Fue el regalo más hermoso,
    esparcido en el patio
    mojado por la llovizna,
    de un día gris y húmedo,
    día que no es propicio
    para sembrar semillas
    ni para rezar de rodillas.

    Imagen: R. E. Ch.

  • Poemas

    REMINISCENCIA

    Se acerca la noche,
    sin sombras oscuras,
    la brisa palidece,
    adormilando recuerdos
    en tímidas nubes blancas.
    La reminiscencia surge
    tan nítida
    como el celeste profundo
    del firmamento lejano,
    que va perdiendo de a poco
    la claridad del día agitado,
    después de un largo caminar
    hasta encontrar la posada.
    Es hora de descanso,
    y en una hamaca colgada
    en medio de la selva,
    sus piernas reposan,
    mientras su mente
    baila, acariciando el aire
    tan puro y fresco
    y sus ojos contemplan
    el mecer de las hojas.

    Imagen: G. F. T.

  • Poemas

    SI DESEAS…

    SI  DESEAS…
    El camino te espera, sorpréndelo,
    no preguntes en demasía,
    el lugar existe, aunque no dice nada
    y el manto de colores presentes,
    desea  albergar  al habitante sin rumbo.
    El tono de libertad libera,
    para hacer más bello y tierno el viaje de la lengua,
    hacia un entendimiento y comprensión sin tregua.
    Con  energía especial,  sin  tensiones,
    tan solo con miradas,  se unifican posiciones,
    logrando cambios  diseñados por el deseo.
    Y en un discurso sin palabras,
    manos danzantes se equilibran y armonizan en la espalda,
    las dudas se disipan con altruismo
    y con exaltado dinamismo
    se evalúan con el corazón y el deseo,
    y sin dar lugar a la vuelta de página,
    estás allí, en el crepúsculo de invierno,
    desnudándola con la mirada tierna. 
    Imagen: J. A. T.
  • General,  Poemas

    FIEL COMPAÑERO

    Intrépido, el caballero
    bajaba la colina al atardecer.
    Después de haber pasado,
    un día de aventura
    por los senderos del bosque,
    cansado de buscar a su grifón
    perdido en su recorrido,
    se sentó sobre una gran roca
    y llegada la noche
    comenzó a caminar
    por la dehesa
    al pie de la colina
    que se extendía hasta el río.
    Bajo nubes de silencio,
    de pronto escuchó
    el ladrido del perro y vio
    cómo en carrera descontrolada,
    se balanceaban sus orejas y su cola
    bajo la luz de la luna plateada.
    Cuando el can vio a su dueño
    se abalanzó sobre él
    tumbándolo sobre el pasto.
    Rebosante de alegría, lo abrazó
    con sus patas y su cuerpo
    y lo relamió de pies a cabeza
    demostrando gran felicidad
    por haber encontrado a su amo.

  • Poemas

    ADVOCACIÓN

    Advocaba en sus versos
    a la dama misteriosa,
    la veía vestida con brocado azul
    con dibujos de flores asépalas,
    la consideraba una diosa.
    Tarareaba a capela  
    por las calles adoquinadas,
    dibujaba símbolos
    con versos en el aire,
    cual gaviota aterrada
    escondida en un establo.
    Sabía que nunca la encontraría,
    pero la soñaba
    con euforia exagerada.

    Imagen: R. E. Ch.

  • Poemas

    EN TU CUMPLEAÑOS

    HOMENAJE AL AMOR 
    Gotitas en miniatura,
    se posaron en mi rostro,
    decoroso beso fugaz,
    fue bañado por tus ojos 
    de  mirada  miel canela,
    sorprendido en la escalera.
    Sentí a mil las  pulsaciones,
    cuando asida a  tu cintura,
    me atreví a un abrazo tierno,
    improvisado entre el gentío,
    pidiendo permiso al azar,
    sólo para acercarme a ti.
    ¿Lo recuerdas? 
    Imagen: R. E. Ch.
  • Poemas

    NIEVE BAJO MIS PIES

    Tímido sol
    a lo lejos,
    mientras las aguas
    del lago Espejo
    congela hasta los ecos
    de gaviotas ambulantes,
    entre coníferas grises
    tratan de no perder
    sus nidos colgantes.
    El camino se hace denso
    entre los pardos senderos
    crujientes por la nieve
    en espera del sol naciente.

    Imagen: C. J. V.

  • Poemas

    ULULAR DE LA LECHUZA

    Me dicen que escriba con rimas,
    pues tendría que irme hasta la esquina,
    donde quizás el viento juntó esquirlas,
    en el mismo lugar donde juegan a la ronda,
    las hojas sobre adoquines cansados
    por tantos zapatos pisoteados.
    Allí cambia de color el aire
    y mi voz se confunde con las voces
    de las copas de los árboles,
    donde se escucha el ulular de un búho,
    que agacha su cabeza y se menea,
    con el maullar de un gato que pasea
    por una gris y fría azotea,
    con el ladrido de un perro
    ese que tiene colgado un cencerro.
    Entonces no me siento la misma,
    entonces decido el regreso,
    y sobre mi almohada floreada,
    con mi cerebro en calma,
    y sin que interfieran los ruidos
    esos que lastiman mis oídos,
    surgen sin pensar las letras
    en un sencillo bosquejo.

    Imagen: R. E. Ch.

  • Poemas

    ESPEJO CONCA

    Penando,
    en el umbral de la azotea,
    frente al espejo
    llueven preguntas
    y se plasman en eco,
    adolorido por un hoy,
    inocente y partido
    que desgarra el corazón,
    no complaciente y herido,
    por la tiesura
    de tu voz ausente.
    Gotas de misterio,
    arrebatan la calma
    del ayer que regresa,
    por una mirada lejana,
    que requiere con urgencia,
    de palabras de verano
    sin marañas.
    Mil preguntas sin respuesta,
    que infligen
    la prosperidad de un nosotros,
    al ver en el invierno
    ausente tu mirada
    y que el tiempo
    se encarga de la nada.
    ¿Será que se puede
    dilucidar la verdad
    en el revés de las cosas?
    Quizás la respuesta
    la tenga el espejo conca,
    o esté en el verde del bosque
    o en las azules aguas borrascosas
    Imagen: R. E. Ch.
  • Poemas

    EL ALFIL

     
     
     
     
    Inundado en su guaría,
    sintió antojo ambulante,
    de mullidos caramelos,
    que en piel de su amada
    había probado un día.
     
    Abdicó el intento
    sus fuerzas viajaron
    se arrebató el tiempo
    al tiempo que quiso
    volver un segundo.
     
    No llores villana
    no llores primor
    no todo está perdido,
    sí, lleno de dolor
    nada fue previsto
    nada se planeó
    solo fue el destino
    el sendero cambió
    en lejana noche
    al invierno eternizó. 
     
    Imagen: R. E. Ch.