Poemas

  • Poemas

    ATARDECER ESPECTACULAR

    En el atardecer de cielo multicolor,
    la luz del sol se filtra tamizada entre las nubes,
    pintando el río como un espejo de cristal,
    reflejando sombras del bosque a lo lejos.

    El cielo teñido de tonos cálidos y serenos,
    mientras las nubes navegan al compás del viento,
    los árboles se estiran hacia el horizonte,
    proyectando sus siluetas en el agua quieta.

    Un aroma vegetal perfuma el aire
    mientras el atardecer susurra secretos al río,
    que guarda en su reflejo el eco del crepúsculo,
    pintando de misterio, en dorado el paisaje.

    Así se funden la luz y la penumbra,
    en el vaivén del día que se despide,
    el río espejo guarda los rayos del sol  
    bajo el lienzo del cielo multicolor.

    Malania

    Imagen: Costanera de la ciudad de Puerto Rico, Misiones Argentina,
    sobre Río Paraná, frontera con Puerto Triunfo, Paraguay.
    Gentileza de Rosana G. B.

  • Poemas

    EL AMOR DE SU VIDA

    Versos de amor en tu mirada brillan
    eres la luz que guía mi camino
    radiante estrella que en mi cielo vaga
    óleo de pasión en cada trazo
    nunca terminaré de amarte
    íntima presencia en cada instante
    corazón que late al ritmo del amor.
    Amor eterno, así te nombro.

    Malania

    Imagen: de la red

  • Poemas

    CAMINOS DE AZUCENAS Y MARGARITAS

    Los caminos serán llanos,
    Si hemos sembrado margaritas
    Serán empinados… cuando el odio
    Ha sido la constante en tu vida.

    El futuro, ha de ser brillante
    Si hemos planeado cada detalle…
    Las buenas decisiones, nos llevan
    A contemplar verdes valles
    Plantados de azucenas.

    Nos complicamos… cuando tomamos el camino oscuro
    Por seguir a otros o por la falta de reflexión
    ¡Así, tiramos por la borda… aquel éxito seguro!
    El cual nos correspondía, como regalo de Dios.

    ¡La vida no es complicada!
    Sólo que, nuestra mente se comporta
    Como una madeja de lana
    Donde se tejen historias vanas
    Las cuales, nos llenan de mugre
    El cuerpo y el alma.
    Para darnos la sensación,
    De incapacidad, en el dominio de la situación.

    Nos hace creer que, como simples palometas de papel
    Navegamos por mares de miedos
    ¡No, no te confundas, no debes creer!
    Que tu camino es imposible de recorrer
    ¡Eres el capitán, no lo olvides jamás!
    Hacia donde quieras… el viento soplará
    Basta que tomes tu propia decisión
    De no dejarte arrastrar por la opinión
    De quienes están a tu alrededor.

    ¡Siembra buenas acciones!
    Y la belleza, brillará hasta en los jarrones
    ¡Date por entero a ayudar a los demás!
    ¡Y los favores… de vueltas… volverán!

    Este mundo, es un espejo
    ¡Donde simplemente… se reflejan tus pensamientos! “

    Autora: Escritora venezolana Sira Vargas de Biheller.

    Imágenes: Propia (Malania) y de la red.

  • Poemas

    PRESENCIA EN EL AIRE

    El aire flota lleno de presencias.

    El humo denso como neblina,
    el sol, una difusa luz anaranjada,
    el cielo pintado de rojo carmín.

    De pronto se le pierden las palabras,
    un nombre, una idea navega en la nada.

    Lo invade el pánico del olvido
    y la espantosa idea de seguir
    viviendo sin recordar.

    En el aire siguen flotando presencias.

    Malania

    Imagen: propia

  • Poemas

    DE LUNA Y DE SOL

    Una noche de lirios y grillos
    hacía sentir su energía como una vibración.
    El agua casi quieta del arroyo
    reflejaba la luna con vestigios del sol.
    La música lejana cesó
    y solo el sonido de los grillos
    interrumpía el silencio del lugar.
    Ella estaba lánguida, con huesos de algodón,
    los párpados pesados y sudor en los brazos.
    El perfume a flores tropicales,
    en todo su cuerpo, permitente invasor.
    Había bebido demasiado
    y el sueño resultó perfecto.

    Malania

    Imagen: Gentileza de Ricardo G.

  • Poemas

    ¿DÓNDE DORMIRÁN LOS GRILLOS?

    Poema Infantil

    ¿Dónde dormirán los grillos? ya no se escucha su canto,
    la noche está silenciosa.

    Quiero oír el cantar de los sapos,
    volando a los cuatro vientos con el sonido de la naturaleza.

    Canta grillito canta, los sapos tal vez
    estén esperando para acompañarte a coro.

    La noche parece triste, camina la soledad,
    buscándote, una luciérnaga ilumina
    todos los rincones con su luz intermitente.

    ¿Dónde dormirán los grillos? pregunto y no tengo respuesta,
    tanto silencio, me quedo dormido sin escuchar su canto.

    Autor: Poeta Uruguayo Miguel Márquez

    Imagen de la red

  • Poemas

    PUENTE COLGANTE

    Bajo el manto celeste y el cálido sol,
    los rieles serpentean como promesas,
    testigos del vaivén de historias milenarias,
    susurran secretos al viento,
    en cada tramo, una nueva odisea.

    El bastión del puente, firme y erguido,
    sostiene el peso de sueños devenidos,
    como guardián de un paso ancestral,
    sus arcos susurran al río,
    las melodías de un tiempo sin igual.

    En la unión de acero y piedra,
    se entrelazan memorias de antaño,
    donde el eco de pasos resonantes,
    se funde con el murmullo del agua,
    en un abrazo eterno, inquebrantable.

    Los rieles y el bastión del puente,
    dos senderos que en el infinito convergen,
    testigos silenciosos del devenir del tiempo,
    enlazando destinos con hilos invisibles,
    en la tela tejida de la eternidad.

    Malania

    Imagen: R. E. S.

  • Poemas

    NO DESISTAS ANTE LAS DIFICULTADES

    No desistas si todo te parece difícil,
    ten fe y sigue andando,
    Dios irá a tu lado aunque no lo veas.

    No desistas en las dificultades,
    sigue andando,
    las tormentas pasan y viene la calma

    Aleja el desánimo y las ganas de rendirte
    y escucha sus palabras:

    – Podrá ser difícil pero no imposible,
    sigue andando que nada te vencerá,
    te daré fortaleza.

    SIGAMOS LA SENDA

    Sigamos la senda sin detener la marcha,
    caminemos seguros a pasos firmes.

    No dejemos que los temores nos detengan,
    que las aflicciones nos hagan desistir. 

    Dios estará presente, dándonos fuerza y seguro nos dirá:

    -no desistas y continúa andando, no te dejaré caer-

    Autor: Miguel Márquez

    Imagen: J. G. T.

  • Poemas

    EL MURO NO IMPIDE

    El muro no impide que el viento circule,
    que bese y acaricie los árboles,
    que corra fuerte o lento,
    que despeine hasta al ser más atento.

    El sol calienta parejo
    hasta a un pequeño catalejo,
    que se ha perdido entre las hierbas
    alrededor del lago en espejo.
    Llena los corazones de adrenalina
    y al bosque de intensa clorofila.

    El muro no impide que el alma vuele,
    libre como el ave que en el cielo
    suele dejar tras de sí sus trazas oscuras,
    entre sombras y luces, sin ataduras.

    El sol incansable en su ruta pura,
    dora los horizontes con su fuelle,
    y en cada albor que al día amanece,
    nos brinda su luz con gracia segura.

    Y aunque se oculte tras la bruma
    siempre retorna con su luz,
    en cada corazón deja ternura
    trascendiendo las barreras
    de todo muro a contraluz.

    Malania

    Imagen: P. M.

  • Poemas

    AQUEL PRIMER ENCUENTRO

    Como estatua viviente, muy ansiosa, impecable 
    estalló en un beso, tu mirada penetrante.
    se mezcló entre la gente, en hora pico y sol radiante
    de un movido Caballito a esa hora de la tarde. 
    Tu mano rozó la mía, como apresurando el vamos, 
    que pronunciaron mis labios, en intento de alejarnos
    del murmullo de la gente, que el café había inundado. 
    Me ayudaste con mi abrigo, a ponérmelo despacio 
    emprendimos un comienzo, las escaleras abajo 
    caminando lentamente, hacia el coche que abordamos
    hasta el refugio de amor, nos sumergió con encanto. 
    Tus abrazos y tus besos, me regalaron  un cambio, 
    con incógnitas y sorpresas, con sonrisas y entusiasmo.
    ¿Sería la única vez? me preguntaba pensando 
    ¿Tal vez el comienzo de algo?…
    dudaba ante ese encuentro de calor inigualable
    Tu sonrisa con la mía se entremezclaron al aire
    una pasión ardiente recorrió mi piel a mares,
    confundiéndome en la tuya con temor a enamorarme
    de esa bella estatua viviente que muy puntual y sutil
    fue a encontrarme, un 7 de junio que jamás podré olvidarme.

    Malania

    Imagen de la red