Poemas

  • Poemas

    AGUAS TRANSPARENTES

    El arroyo, como un espejo de la aurora
    testigo silente de la vida breve,
    en su corriente tiene un canto
    que enternece y enamora.
    Bajo el sol y entre sombras que se mueven
    su transparencia guarda muchas historias
    y en su fluir en la corriente cristalina
    el tiempo se remueve en la memoria.
    Mientras se dibujan sueños en el paisaje
    en algún rincón sereno del bosque
    donde el arroyo emite su sonido,
    el agua transparente se desliza en danza
    y el sol con sus rayos invasivos
    queda prendido en su bagaje.


    Malania
    Imagen: R. G. B.





  • Poemas

    MIEDO A TODO

    Tengo miedo de las sombras que se alargan en la noche,
    de los susurros que se escuchan en la oscuridad,
    de los misterios que acechan en cada rincón,
    de los fantasmas que habitan en mi soledad.

    Tengo miedo de perderme en un laberinto sin salida,
    de naufragar en un mar de dudas y desesperación,
    de no encontrar la luz que guíe mi camino,
    de sentirme perdido en esta inmensa confusión.

    Tengo miedo de las palabras que hieren como dagas,
    de las miradas que perforan mi alma sin piedad,
    de las promesas que se rompen como cristal,
    de las mentiras que envenenan la verdad.

    Tengo miedo de no ser suficiente,
    de no alcanzar las expectativas que otros tienen de mí,
    de defraudar a quienes confiaron en mi fortaleza,
    de caer en la trampa de la mediocridad.

    Pero también tengo miedo de no intentarlo,
    de quedarme paralizado por el temor,
    de renunciar a mis sueños por la comodidad,
    de ignorar la voz que clama por la libertad.

    Así que enfrentaré mis miedos con valentía,
    caminaré por el sendero de la incertidumbre,
    abrazaré mis debilidades y mis fortalezas,
    porque sé que en la lucha está
    la verdadera esencia de la vida.

    Malania

    Imagen:

  • Poemas

    LOS RETAZOS DE LA ABUELA

    En el rincón de la memoria perdida,
    se guardan los retazos de la abuela,
    hilos de vida en su labor tejida,
    tesoros que el tiempo con celo sella.

    En sus manos, la aguja es maestra,
    cose historias en cada puntada,
    sabiduría que el alma le presta,
    en el arte de amar, su mirada.

    En el aroma de un viejo mantel,
    se esconde el eco de su risa franca,
    en cada dobladillo, su anhelar,
    y en cada bordado, su alma blanca.

    Los retazos de la abuela susurran,
    cuentan historias de amor y añoranza,
    un legado de luz que nunca apura,
    pues en cada hilo, vive la esperanza.

    Malania
    Imagen: de la red

  • Poemas

    EL GATO DE MAXI

    En la sombra de la noche, un gato azabache nació,
    con un andar singular, y una pata menos, así lo halló.
    Pero en su ser, la ternura como un río fluía,
    era un ser de caricias, en la noche y el día.

    Entre las sombras danzaba con su singular andar,
    con un ronroneo suave, y un brillo en su mirar.
    A pesar de su falta, era un ser cariñoso y gentil,
    con su amor incondicional, conquistaba el perfil.

    Hoy acaricia con suavidad, con la pata que le queda,
    susurrando secretos de una vida de entrega.
    Y en cada rincón oscuro, una luz él lleva,
    pues su ternura irradia, sin importar la jornada.

    Gato negro azabache, nacido con singularidad,
    tu falta no define tu grandeza, eso es verdad.
    Pues en tus mimos, encontramos la verdadera riqueza,
    y en tu amor inquebrantable, hallamos la pureza.

    Malania

    Imagen: M.J.T

  • Poemas

    EMPINADA LOMA

    En la tierra roja, la lluvia cae gloriosa,
    patinan los autos en la cuesta escarpada.
    La empinada loma se torna pegajosa,
    mientras la naturaleza sigue su marcha consagrada.

    Bajo el cielo gris, la tierra se empapa,
    de la lluvia que cae como un manto.
    Los autos avanzan con dificultad, sin pausa,
    en esta tierra roja, en este hermoso encanto.

    La cuesta se alza, desafiante y brava,
    los neumáticos luchan por tracción.
    En la empinada loma, la lluvia se esclava,
    mientras la tierra roja sigue su danza en acción.

    ¡Oh tierra roja, con tu lluvia y tu barro!,
    en tus caminos se vive la aventura.
    Cada curva, cada cuesta, es un claro desafío,
    en caminos entre montes, tan llenos de frescura.

    Malania

    Imagen: G.F.T. y de la red.

  • Poemas

    ÁRBOL

    Hoy, 26 de abril es el Día del Árbol

    Bajo el cielo vasto, el árbol verde se alza,
    sus ramas extendidas como brazos de madre,
    cambia sus vestiduras con el ritmo del tiempo,
    pintando el paisaje con sus colores cambiantes.

    En primavera, brotan hojas como suspiros,
    verde esmeralda que baila con el viento,
    brindando sombra y cobijo a los cansados,
    y flores que embriagan con su dulce aliento.

    En verano, se viste de un verde intenso,
    sus hojas susurran historias al viento caliente,
    mientras sus frutos maduran bajo el sol ardiente,
    llenando el aire con aroma a promesas.

    El otoño llega y el árbol se transforma,
    sus hojas se tornan en un espectáculo de fuego,
    rojos, amarillos, naranjas, como llamas danzantes,
    alfombrando el suelo en un festín de colores.

    Y cuando el invierno cubre la tierra de blanco,
    el árbol se recoge en su silencio paciente,
    desnudo ante el frío, pero guardando la vida,
    en sus raíces, sueños de futuros renacimientos.

    Árbol verde, guardián de tantas estaciones,
    testigo silencioso de la danza de la vida,
    que en cada cambio de hojas, en cada ciclo,
    nos recuerdas la belleza de transformación debida.

    Malania

    Imagen propia


  • Poemas

    LA VOZ DE LA TIERRA


    En la corriente del tiempo,
    los humedales se abrazan.
    En cada paso retumba
    una armonía que enlaza.


    La tierra nos habla
    su deterioro retumba.
    Debemos escuchar
    lo que la naturaleza rechaza.


    Tesoros en honor al vuelo
    que en equilibrio nos da la vida
    en alas de esperanza la conciencia
    que despierta noble y redimida.


    La voz de la natura, en cada despedida,
    renace en cada gesto, su eterna melodía.
    Que en estos versos se encuentre,
    la importancia de la tierra que nos da la vida.

    Malania

    Imagen: V.D.S.

  • Poemas

    INFANCIA

    La tierra, testigo de nuestros juegos,
    las calles, cómplices de nuestras travesuras,
    en cada rincón, un pedazo de cielo,
    en cada instante, una aventura segura.

    Así transcurren las horas de la niñez,
    entre los arroyos y los campos,
    bajo los puentes de la fantasía,
    donde el sueño y la realidad
    se entrelazan con maestría.

    Bendecida infancia, tiempo fugaz,
    que en el mundo deja su huella profunda,
    en el frío baúl de los recuerdos,
    entre la oscuridad y la luz, siempre fecunda.

    Malania

    Imagen: de la red

  • Poemas

    INSOMNIO

    El insomnio
    con suaves ráfagas
    agita sus manos
    e ilumina las líneas
    de cada poema.
    Y a través
    de un camino infinito
    fluye la esperanza
    como pétalos hilados
    de una flor blanca.

    Malania
    Imagen: Gentileza de R. E. Ch.

                             
  • Poemas

    RENACER DE MÍ

    RENASCER DE MIM

    Ouço o silêncio que fala
    envolto na penumbra das palavras
    Acordo o som que me atormenta
    e me castra os sentidos.
    Vejo nascer o Sol 
    por entre a bruma.
    Rasgo horizontes ofuscados
    pelo tédio e melancolia.
    Liberto-me da lama
    e das areias movediças
    Grito no deserto da multidão
    que me envolve 
    e me asfixia.
    Renasço do silêncio
    do barulho do nada
    que se imobiliza
    que não se vê 
    que não se ouve
    que não sente…
    Desnudo-me
    do marasmo em que existo
    renasço por fim…
    das cinzas da minha morte.

    Mário Margaride

    TRADUCCIÓN:

    RENACER DE MÍ

    Oigo el silencio que habla
    envuelto en la sombra de las palabras.
    Me despierto con el sonido que me atormenta
    y castra mis sentidos.
    Veo salir el sol
    a través de la niebla.
    Rompo horizontes ofuscados
    por el aburrimiento y la melancolía.
    Liberarme del barro
    y las arenas movedizas.
    Grito en el desierto de la multitud
    que me rodea
    y me asfixia.
    Renazco del silencio
    del ruido, de la nada
    que inmoviliza
    eso que no se ve
    no se escucha
    y no se siente…
    Me desnudo
    del estancamiento en el que existo.
    Finalmente renazco…
    de las cenizas de mi muerte.

    Malania

    Imagen: M. M. y otra de R. E. S.