Poemas

  • Poemas

    INVITACIÓN NATURAL

     

    Música de trenes 
    fugitivos de las albas, 
    de truenos que hacían estragos, 
    de diluvios teñidos de malva,  
    dejaban desolación 
    en un  corredor tenebroso 
    entre hilos de telarañas.
    Cuando despuntó nuevamente el sol 
    se encendieron de rosa los almendros, 
    violetas silvestres rodearon el prado 
    y el amarillo de lapachos encolumnados 
    se rodeó del respirar 
    y del canto de estridentes pájaros 
    dejando atrás 
    el callejón de miserias de ácaros
    inmerso en las perpetuas y tristes neblinas. 
    El sol con sus poderes intactos 
    hoy invita a visitar estos lugares 
    incluyendo 
    un silencioso paseo por el lago 
    para gozar de la naturaleza 
    con su perfecta y atractiva belleza.
     
    Imagen: propia
                                                   
     
  • General,  Poemas

    CALLEJÓN

    Una aureola lo envolvió,
    y por un camino equivocado lo llevó.
    Con fastidiosa insistencia
    y promesas incumplidas,
    por un callejón sin salida
    en un laberinto lo encerró.
    Él pensaba diferente
    quería florecer en otro ambiente,
    pero la emoción de la luz
    lo hizo desviar a trasluz
    hacia un lago desconocido,
    donde vivió un sinsentido
    en relación absorbente,
    hasta que su corazón latente
    lo despertó con un “bobazo”.
    Revelado y despierto
    relató su secreto.
    Por suerte a tiempo
    fue internado,
    salvándose de un letargo.

    Imagen: R. E. Ch.

  • Poemas

    ENCANTO DE AZUL

    De azul te vistes, y apareces sin tiempo ni límites
    y yo poeta clamo: ¡que poco azul para tanto cielo!,
    así, emerges tan natural como la cotidiana aurora,
    cual luz que besa mis sombras, y como luz clara,
    usted se irá posando en mi tierno y sufriente corazón,
    para avivar la llama dormida que fraguara mis sueños.

    Vibra el azul en tu cuerpo, delineando a tu fina figura
    porque más azul que el azul no podría imaginar en ti
    que vestida así os juro debías ser mi azulado consuelo,
    consuelo que alentará a la guitarra mía de todas maneras
    a dar sus trinos como dádiva de un corazón enamorado.


    Pero ahí están resplandeciendo tus pupilas límpidas
    que como remansos y alboradas de abril expresan vida,
    auguran la alegría de vivir y quizá algún sueño por venir
    y, aunque esas tus pupilas reflejen misterios insondables
    en el sol de tu mirada toda el agua de verdad parece azul.

    Como un sol de primavera tu encantadora sonrisa
    nace cada mañana entre dulzura, gracia y belleza
    como sustento natural de tu alma plena y sensible,
    relumbras con fuerza para el deleite del peregrino
    que añora retozar en los rosales de tu jardín florido.

    Vestida toda de azul deslumbras al poeta peregrino
    como una princesa que surge sugestiva cual venus,
    centelleante, ebúrnea y bella desde el mar primordial
    llegas como aurora blonda alborozada y desbordante
    expandiendo tus encantos como cantos frescos de amor.

    Autor. Paquito Peralta. Derechos Reservados. Lima- Perú.

  • Poemas

    INFLORESCENCIA

     
    Delineo mi nombre
    en tu espalda entregada
    con pinturas naturales
    aún reptando en jangada
    en el acerbo tiempo
    con jugoso  anagrama
    tu nombre en gallardía
    En fortuito menester
    e indomable deseo
    surge un giro inesperado
    avellanando mi espacio
    con tu cálido placer
    en blanco, rosa y topacio. 
  • Poemas

    HOY, MAÑANA Y SIEMPRE

    ¿Vendrán los Reyes Magos?
    ¿O simplemente pasarán?
    Se irán con la lluvia,
    lluvia de luces y colores
    lluvia de amores y desamores.
    De estrellas fugaces
    de luna tardía
    y sol recién amanecido
    cayendo en sus fauces.
    Lluvia de risas y abundancia
    de hambre y de lágrimas
    de idas y venidas
    por el andén de la vida.
    Me resisto a dejarte ir
    me resisto a olvidarte.
    Quiero tu lluvia de saberes
    colgadas en letras
    en renglones de poemas.
    No quiero quedarme
    con el agua fría de la lluvia
    con la noche oscura
    con el canto solitario de la luna.
    Te quiero a ti.
    Quiero tu cálida lluvia
    hoy, mañana y siempre.
    Quiero que hoy
    los Reyes Magos me traigan eso,
    lo que dije que quiero.
    Imagen: propia
  • Poemas

    DELICIOSA VIDA

    Endeble la llama de una candela,
    acompaña al sereno amanecido,
    mil gotas frescas caen de las brevas
    del brillo de hojas que el sol ha fulgido.
    Se estremecen las ramas de la higuera
    con el brincar del viento enriquecido,
    por el impulso  de la primavera
    colabora en alfombrado mullido.
    El sauce llorón adorna  la tierra,
    sacando de ella el provecho debido,
    sombrea las aguas a cureña rasa
    del caudal entre  enmohecidas piedras.
    Son de campanas, lejano pueblerino,
    acunan a las recién llegadas golondrinas,
    que en su andar del viejo mundo lejano,
    han sembrado gloriosas sus semillas.
    Y así…
    candela, sereno
    brevas e higuera
    viento, tierra
    agua, sauce y piedra,
    campanas, golondrinas  
    sembrados y semillas,
    viven su invierno u otoño,  
    verano  o primavera,
    sin azoramientos y en armonía
    con sus  señales ambientales
    sintonizando con el entorno
    conformando la deliciosa vida.
    Imagen: R. E. M.

                                       
  • General,  Poemas

    ¿UTOPÍA O REALIDAD?

    Tímida, palideció,
    su corazón
    súbitamente palpitó,
    azorada enmudeció.
    Él, viento
    en su ráfaga la deshojó.
    Giró sobre sí misma,
    su nombre suspiró,
    una baldosa suelta
    en señal de calma
    la consoló.
    Y  lejos lo vio,
    entre las sombras
    de vetustos árboles
    desapareció.
    Una lágrima y una sonrisa.
    En su almohada
    se consoló. 
    Imagen: propia
  • Poemas

    SUEÑO DE COLORES

    Cerraré los ojos en voz baja,
    para introducirme en el sueño de tus sueños,
    en este instante mi corazón ya no trabaja,
    la voluntad suspende sus latidos.
    Y yo me siento tan lejos, tan pequeña
    que a mi Dios invoco sin pedirle nada,
    solo agradezco por verme serena,
    por saberte lejos,  por tenerte cerca.
    ¿Por qué el mundo soñado es sinuoso?
    Si son sueños bellos de muchos colores,
    como  tizas que disfrazan y embellecen,
    regando su brillo  en  paredes mustias
    de alcoba estudiantil  atiborrada,
    quitando sentencias,  devolviendo alegría.
    ¿Es mucho anhelar y soñar
    compartir contigo el universo?
    Entre las pesadillas surge el optimismo.
    Y me duermo débil,
    me desvanezco en tus brazos,
    bajo el mar del cielo
    entre dos árboles altos como tú,
    añosos y corpulentos,
    y sueño. Sueño que soy fuerte,
    sueño que me amas.
    Imagen: propia.
  • Poemas

    MIRADA DESDE EL SÉPTIMO PISO

    Carga sobre sus espaldas,
    vivencias tristes y alegres.
    Algunas son indelebles,
    otras olvidadas en el eco.
    Vive en un séptimo piso
    de un edificio moderno.
    Como una armadura cerrada
    y por el tiempo cicatrizada,
    repleto de experiencias
    tantas buenas como malas,
    un hombre lleva en la piel
    por los años modelada,
    los estragos que la vida
    talló en su rostro huraño.
    La apacibilidad se encargó
    de suavizar su mirada,
    esta vez detenida en la brisa
    que penetra por su ventana,
    pintada de plata o dorado
    y con finas violetas decorada.
    Se sienta por las mañanas
    con su pipa encendida,
    dibujando en sus  pupilas
    el deseo de armonía y paz
    por él, por todos, tan deseada.

    Imagen: G.F.T.

  • Poemas

    BRINDIS ESPECIAL

    Hoy quiero dibujar a la vida,
    mi vida,
    te dibujaré a ti.
    Quiero pintar al amor,
    mi amor,
    pintaré tu perfil.
    Usaré los cálidos
    escarlata, magenta
    rosa y salmón,
    todos colores
    que reflejan amor.
    Y pintaré luces
    del árbol de la vida,
    llena de alegría
    porque estás tú.
    Navidad
    Año nuevo
    esta vez, diferentes.
    Brindaré por ti,
    por nosotros.
    Gracias por estar. 
    Imagen: G. F. T.