• Poemas

    REFLEJO DE AMOR

    Hoy todo me habla de ti.
    Esa gota que cae distraída,
    por el grifo caliente,
    de una ducha temprana,
    con deseos ardientes
    de que estés aquí.
    De color durazno
    aterciopelado el jabón,
    aroma de cerezo y miel,
    se espuma en algodón.
    Tu espalda se me ofrece,
    mis dedos se apoderan
    del laberinto de tu piel,
    Y  renace el amor
    en la ternura de tus ojos,
    reflejado en el espejo
    pintado con vapor.
    Imagen: M. J. T.
  • Poemas

    QUÉ NOCHE!

     
    Se han instalado en mi alcoba
    la serenidad del silencio,
    la amargura de tu ausencia,
    la crudeza de la lluvia.
    Y en vigilia la paciencia
    quiere celebrar una fiesta.
    Invitará al rosedal
    de tu inconfundible perfume,
    al positivismo de tu ciencia,
    a la suavidad de tus manos,
    y a la fortaleza de tus piernas.
    Para que en conjunto me regalen:
    besos interminables,
    sonrisas cálidas, tentadoras
    miradas excitantes, insinuadoras,
    muchísimas caricias tiernas,
    acogedores e infinitos abrazos.
  • Poemas

    ALLÍ…

    Un ascua resplandeciente
    indica el camino,
    sin adoquines ni espinas.
    Allí puedes encontrar
    una estrella que guía,
    árboles que refugian,
    vertiente de agua fría,
    brisa suave y perfumada,
    purificante silencio,
    canto de pájaros,
    que no abruman
    y brindan compañía,
    mar de hojas primaverales,
    manto azul en armonía,
    oasis reconfortante,
    campo de amor y ternura.
    La madre naturaleza
    te energiza la vida.
    Imagen: M. J. T.
  • Poemas

    CAMINATA EN COMPAÑÍA

    Salió a caminar muy temprano,
    perfiló su atuendo acorde al clima,
    redondeó las esquinas,
    recorrió el bulevar
    hasta llegar a la avenida.
    Continuó caminando y observó
    cómo un picaflor la seguía,
    y de a ratos entre flores se escondía.
    Succionó amapolas y campanillas
    y en una de ellas descubrió
    que otros colibríes había.  
    Revolotearon, mezclándose
    jugando a la ronda
    como niños parecían.
    Entre gorjeos y risas
    se alejaron de su vista.
    Ella prosiguió su camino,
    ya no iba sola, a él lo sentía,
    iba hombro a hombro en su compañía.

    Imagen: Gentileza R. E. Ch.

  • Poemas

    TUS LETRAS

    Con el pensamiento callado
    dormían tus letras,
    en palabras de sueños
    repartidas en ilusiones,
    adormecidas,
    esparcidas
    en el tiempo sin caricias.
    Algunas letras permanecen,
    en el recuerdo que viaja,
    en el torrente vertiginoso
    del cauce color rojo,
    de una dama que hace un tiempo,
    de ti ha estado enamorada.
    Llevan las iniciales de tu nombre,
    talladas en cada trazo,
    en cada tramo del horizonte.
    Por un tiempo
    te habías sumido en silencio.
    Pero hoy ella sonríe,
    has vuelto a escribir poeta.
    Hasta en la cima de una montaña,
    o en la sima de una roca,
    resuenan nuevamente tus letras.

    Imagen: S. D. V.

  • Poemas

    LUCIÉRNAGA

    Radiante,  lapacho amarillo,
    sus pétalos al viento
    regalan en alfombra su brillo
    a la solitaria acera.
    De la vereda de enfrente
    nace el encantamiento.
    Un lapacho rosa, luce y se mece
    en hálito de vida.
    Una jovial luciérnaga, pasea nocturna
    vuela y vuela irisada, galante y celosa
    del amarillo y rosa.
    Busca otros lares
    y queda aletargada
    sobre un árbol coposo.
    Durmió todo el día
    y al despertar sintió el aroma
    dulce y delicado
    de néctar avenado.
    Lapacho espectacular
    de flores turquesa
    único en su especie
    circunspecto y sublime.
    Con lenguaje sin palabras
    la seduce y enamora
    con encanto sin igual.
    Cada noche el lampírido
    ilumina los  pétalos
    custodiando su belleza
    con exclusividad.
    Pero en la madrugada siempre elige una,
    solo una, y la flashea,
    a sus ojos  la más bella,
    aquella que eligió amar,
    la que desde el primer día
    elogió su amor, ese amor
    que con su luz le propiciaba
    un maravilloso ardor
    en invernales madrugadas.
  • Poemas

    ESE ALGO TIENE NOMBRE

    Existe algo que todo lo puede,
    desde mover montañas
    y transformar vidas, 
    hasta inspirar mentes
    para convertirlos en poetas.
    Es el sentimiento de amor,
    que abraza de varias maneras.
    En estos tiempos difíciles
    viene oculto en cosas simples,
    nos abraza con el calor del sol
    o el reflejo de la luna,
    con la brisa, con la vida misma,
    con las flores perfumadas,
    con un colibrí moviendo sus alas. 
    Y me doy cuenta
    que tu voz me hace falta,
    que tus letras me contienen
    en un sentimiento profundo.
    Yo lo siento así,
    y en el día a día,
    de un mayo o de un enero,
    todo se hace más llevadero.

    Imagen: gentileza de R..E.Ch.

  • Poemas

    OLAS Y ONDAS

    Solitaria,
    en busca de palabras ausentes,
    circundada en el vacío,
    encuentro anclaje seguro
    en vértices de  poesía.
    Envuelta en emociones
    y salpicada de rocío,
    bajo una luna de porcelana
    me refugio en tu estío,
    en el mundo de los sueños,
    en estrecha amalgama,
    entre ondas de nubes coloridas
    abrazando una retama.
    Mi mirada hacia la espuma
    de un mar embravecido,
    observa la sonrisa del sol
    reflejada en las olas,
    las que besan la arena
    en un eterno vahído,
    olas donde  se mezcla
    el coro en sinfonía,
    de gaviotas en torbellino.
    Te busqué en la brisa,
    también en las estrellas  
    y encontré flotando
    la carta de amor más bella.
    Me decías en ella
    que estabas en camino,
    en el columpio de la vida,
    esperando al martes
    o algún otro día,
    más sereno y ligero
    sin compromisos letrados,
    en  alas de mariposa
    en el crispar del hombre a niño.
    El misterio se diluye
    en una danza silenciosa
    y en un espacio sin límites.
    Imagen: Gentileza de Ramona T. 
  • Poemas

    PERIPLO

     
    Hoy te vi
    en una cascada de letras
    traías  una pequeña llama
    con sílabas sueltas.
    Volabas en una ráfaga
    de viento inalcanzable
    hasta las mismas aves
    se mecían en el follaje.
    Todo era verde
    tu ropa, tu pelo
    tus labios y tus dedos
    los pájaros danzantes
    el sol electrizante.
    Mi pecho estremecías
    con besos ambulantes
    caricias demandantes
    y abrazos en armonía.
    Un despertar incierto
    intentó cabalgar
    al compás de tu periplo
    para juntos retornar.
    Pero la luz del día
    se derrumbó en falsía
    y ahora solo queda
    apelar
    al vigor de tu hombría.
    Imagen: Gentileza R.E.Ch.
  • Poemas

    DISFRUTANDO

     
     
    Al fondo del bulevar
    no hay casa de cristal
    yergue un lapacho en flor
    que embellece al ventanal
    orgulloso bajo el sol.
    Regala su espesa sombra
    esparcida en la acera
    los paseantes la disfrutan
    replegados en hilera
    aspirando su frescor.
    Y allí nos convocamos
    en imaginaria visita
    los pétalos nos hacen guiños
    nuestro corazón palpita.
    Y cuando se diluye el sol
    a dormir se nos invita
    abrazados por la luna
    cubiertos  por pétalos rosa
    que sirven para arroparnos
    la desnudez que se trasmuta.