• Cuentos

    VENDO VENDO

    ¡Atentos que se disparó el Blue! Tiró el flaco en la mesa del antiguo bar; atónitos a su alrededor, los muchachos apenas atinaron a mirarse entre ellos, como no pudiendo entender cómo y desde cuándo el flaco manejaba ese nivel de información y cómo es que andaba metido en eso, si lo suyo era estar todo el día sentado en la puerta de su casa, con una briznita de pasto que llevaba con habilidad de un extremo a otro de su boca.
    Incógnita que no tardó mucho en llegar al dueño del bar, que, por portación de sospecha, le comenzó a cobrar la rueda de grapa que religiosamente todas las tardes consumía con sus amigos; y no quedó solo allí la cosa; el sodero que le dejaba de onda, dos sifones, le retiró el beneficio y el saludo.
    Cómo era de esperar, se fue quedando cada vez más solo. Si hasta el patrullero que pasaba todos los días frente a su casa haciendo su ronda, cambió la consigna y desde entonces dejó de vigilar la cuadra donde vivía el flaco.
    Se hizo vox populi que el flaco había hecho guita y simulaba para vivirlos a todos; eso hizo que empeorara la situación, porque además de bronca la gente fue acumulando comentarios que en cada esquina la gente hacía; que comercializaba moneda extranjera clandestinamente; que con razón estaba todo el día en la puerta; que lo vieron subido a un auto de alta gama; que frecuentaba a una señorita adinerada; que hizo un viaje al exterior, y un sinnúmero de cosas, tan difíciles de comprobar como el dato que el flaco tiró aquel día en la mesa del bar, al que asistió como era costumbre, vestido con su bombacha bataraza; alpargatas con forma de juanete, pañuelito al cuello, camisa amarillenta del uso y una boina siempre inclinada para la derecha, cuando por la ventana del bar, vio como a doña Ramona se le escapó su perro, el Blue, que salió disparado por la calle escapando del veterinario que estaba llevando adelante la campaña de vacunación antirrábica.
    Lo que nunca imaginó el flaco, es que un perro iba a causar más rabia que la propia rabia.

    Autor: Patricio Massa.

    Web: patriciomassa.blogspot.com

    Imagen: P. M.

  • Poemas

    ¿DÓNDE DORMIRÁN LOS GRILLOS?

    Poema Infantil

    ¿Dónde dormirán los grillos? ya no se escucha su canto,
    la noche está silenciosa.

    Quiero oír el cantar de los sapos,
    volando a los cuatro vientos con el sonido de la naturaleza.

    Canta grillito canta, los sapos tal vez
    estén esperando para acompañarte a coro.

    La noche parece triste, camina la soledad,
    buscándote, una luciérnaga ilumina
    todos los rincones con su luz intermitente.

    ¿Dónde dormirán los grillos? pregunto y no tengo respuesta,
    tanto silencio, me quedo dormido sin escuchar su canto.

    Autor: Poeta Uruguayo Miguel Márquez

    Imagen de la red

  • Prosa Poética

    MIRA MÁS ALLÁ

    MIRA MÁS ALLÁ DE LAS TORMENTAS

    Mira más allá de las tormentas y no temas en seguir andando,
    habrán momentos difíciles que la fe los vencerá.

    Dios irá a tu lado con toda la fortaleza en ti,
    te dará certezas y la seguridad no te dejará caer.

    Mira más allá de las tormentas, verás la calma,
    verás el sol en el horizonte y el Señor dirá:

    -por más difícil que sean tus días, cree, porque estaré fortaleciéndote-

    Autor: Miguel Márquez

    Imagen: propia (Malania)

  • Prosa Poética

    ATARDECER FOGOSO

    En el último suspiro del día, cuando el sol todavía alumbraba el horizonte en un atardecer fogoso, los árboles del bosque parecían sombras dormidas bajo una aureola dorada. Las nubes, como enormes montañas nevadas, navegaban lentamente por el cielo teñido de tonos rosados y naranjas.
    En medio de ese espectáculo celestial, dos amigos se encontraban en el claro del bosque. Ella, con brillo en sus ojos y el cabello iluminado por los últimos rayos del sol, miraba maravillada el juego de luces y sombras. Él, con una sonrisa cómplice, extendió la mano hacia ella, atrapando un momento que parecía suspendido en el tiempo.
    “¿Ves cómo todo cobra vida al caer el sol?”, susurró él, mientras el cielo se oscurecía lentamente y las estrellas comenzaban a despertar. Ella asintió, sin apartar la mirada del cielo encendido. En ese momento, supieron que aquella tarde les había regalado algo más que un atardecer fugaz: habían descubierto la magia de estar juntos en un mundo donde hasta las sombras de los árboles parecían bailar al compás del sol que se despedía.

    Malania

    Imagen: R. G. B.

  • Prosa Poética

    DEJO MIS VERSOS

    Dejo mis versos de amor, de nostalgia, porque no de tristeza. 

    Son aquellos que hablan del niño de ayer del hombre de hoy. 

    Es la dama soñadora que busca su príncipe como en los cuentos leídos de niña.

    Dejo mis versos llenos de adiós en mi camino, aunque mi voz callada se pierde en su silencio.

    Dejo mis versos cargados de sueños, llenos de fantasía guardando ilusiones que no se olvidan y marchan junto a mí.

    Autor: Miguel Márquez

    Imagen de la red

  • General,  Significado de nombres

    AMELIA

    Significado:

    Variante de Amalia: Que es enérgica
    y activa. De origen germano.


    Características:

    Es emprendedora, siempre consigue
    lo que se propone gracias a su
    dedicación y perseverancia. Es de
    carácter fuerte pero amable en su trato
    con los demás. Le da mucha
    importancia a su familia y afectos.


    Amor:

    Espera siempre a estar segura de su
    pareja para mostrar sus sentimientos.


    Fecha: 16 de junio (Santa Amelia).

  • Relatos

    ATARDECER BERMELLÓN

    Desde temprano un viento frío barría el patio de tierra y silbaba entre las plantas de bambúes. – Es el otoño que está frente a nosotros- dijo ella. El viento se llevaba las hojas secas pero luego las traía de regreso, cambiaba de dirección como queriendo jugar a destiempo.
    El sol no se quería ir. La noche se resistía a desplazar al rey e imponer su color azabache. Luego la luna llena y los hogares dentro de las casas se encargaron de iluminar al tiempo que nadie se disponía a dormir esperando el día festivo.
    El mismo aire lo anticipaba.
    Las calles de la ciudad se iluminaron anticipadamente con guirnaldas de diferentes colores.  Ella las había recorrido miles de veces, aun cuando todavía no estaban asfaltadas. Las conocía de memoria tanto así que podía ir a ciegas sin tropezar.
    Llevaba  el peso de los días anteriores sobre los hombros. Pero nada ni nadie podría opacar poder pasar feliz la fiesta en familia.
    Estuvo sentada un rato largo en uno de esos bancos que le traían muchos buenos recuerdos. Aspiró el aire a puro pulmón, se subió el cuello del abrigo, se rodeó su cuello con la bufanda y emprendió el regreso a casa.
    Todos estuvieron preocupados hasta que la vieron entrar por el gran portón de madera.

    Malania

    Imagen: R. E. S.

  • Prosa Poética

    PUENTECITO DE SUEÑOS


    Puentecito, tú que me llevas al otro lado de mis ilusiones
    llenas de magia, te guardo conmigo.

    Tú que me haces viajar a ese lugar vuelto único,
    donde las fantasías se vuelven tan vivas.

    Puentecito de sueños, al cruzarte puedo verte tan diferente
    dibujado en recuerdos que nunca se borrarán.

    Autor: Miguel Márquez

    Imágenes: R. E. S. y de la red

  • Poemas

    PUENTE COLGANTE

    Bajo el manto celeste y el cálido sol,
    los rieles serpentean como promesas,
    testigos del vaivén de historias milenarias,
    susurran secretos al viento,
    en cada tramo, una nueva odisea.

    El bastión del puente, firme y erguido,
    sostiene el peso de sueños devenidos,
    como guardián de un paso ancestral,
    sus arcos susurran al río,
    las melodías de un tiempo sin igual.

    En la unión de acero y piedra,
    se entrelazan memorias de antaño,
    donde el eco de pasos resonantes,
    se funde con el murmullo del agua,
    en un abrazo eterno, inquebrantable.

    Los rieles y el bastión del puente,
    dos senderos que en el infinito convergen,
    testigos silenciosos del devenir del tiempo,
    enlazando destinos con hilos invisibles,
    en la tela tejida de la eternidad.

    Malania

    Imagen: R. E. S.