• General

    LA CONFIANZA Y EL AMOR

    Abrió el ventanal y el sol de la mañana entró en la sala y dibujó una figura geométrica sobre el piso de las baldosas frías.
    Salió.  El calor del verano la envolvió dejándola casi sin aliento. Vio las huellas de sus zapatillas en la arena.
    Las gaviotas sobrevolaban un barco pesquero. Las olas se desplazaban por la playa llevando y trayendo burbujas y restos de diminutas rocas de colores.
    El sol caía a pleno sobre ella. Ni los pájaros cantaban solo algunas hormigas trasladaban comida de hojas verdes a la cueva que no estaba lejos de allí, entre plantas que bordean el muro de la vereda.
    Los rayos del sol atravesaban como flechas de luz los gajos de un único y  frondoso árbol.
    Si hay amor, hay confianza, pensó. Pero si no hay confianza, el amor no existe.
    Y prefirió caminar por la playa.
    Luego regresó, preparó mate, su bebida preferida de la mañana, y se sentó bajo el árbol para esperar a sus hijos que armaran el gazebo junto al mar.

    Malania

    Imagen: Propia

  • General

    DESDE EL OTRO LADO

    Por aquí estamos en pleno invierno,
    pero ningún charco está helado.
    – Dijo mi querido amigo transoceánico.
    Primero, porque apenas llueve
    y no hay charcos.
    Si los hubiera, no estarían fríos
    porque en estos días y hoy mismo
    alcanzaremos los 20 grados…
    ¡En pleno invierno!
    Cierto es que en algunas zonas
    están a 8 grados bajo cero.
    Pregunto:
    ¿Tendremos algo que ver los humanos con este cambio climático?
    De este lado del mundo, insólito, nunca visto, 20 grados y viento frío en las noches de las playas de Brasil, en pleno verano.

    Malania

    Imágenes: A. M. N. y propia

  • Poemas

    TE VI

    Te vi sentada en aquel viejo banco, te vi.
    Quedé mirándote, no salían las palabra

    Te vi. Parecías ida en el tiempo,
    buscabas algo que no existe,
    tal vez alguna pena llamó.

    Creí lloraban los silencios del dolor
    en noches tan perdidas,
    no quise molestarte, me fui.

    Te vi atada a tu soledad
    donde el viento bailaba alrededor,
    pero no te movías.

    Callada estabas ahí,
    miré tu cuerpo, parecías tan ausente,
    te vi y no pude entender, si te vi.

    Autor: poeta uruguayo Miguel Márquez

    Imagen propia.

  • Poesía

    SE NECESITA UN AMIGO

    No es necesario que sea hombre,
    basta que sea humano,
    basta que tenga sentimientos,
    basta que tenga corazón.

    Se necesita que sepa hablar y callar,
    sobre todo que sepa escuchar.

    Tiene que gustar de la poesía,
    de la madrugada, de los pájaros, del Sol,
    de la Luna, del canto, de los vientos
    y de las canciones de la brisa.

    Debe amar al prójimo y respetar el dolor que
    los peregrinos llevan consigo.
    Debe guardar el secreto sin sacrificio.
    Debe hablar siempre de frente y
    no traicionar con mentiras o deslealtades.

    Debe tener un ideal, y miedo de perderlo,
    y en caso de no ser así,
    debe sentir el gran vacío que esto deja.

    Tiene que tener resonancias humanas,
    su principal objetivo debe ser el del amigo.

    Debe sentir pena por las personas tristes
    y comprender el inmenso vacío de los solitarios.

    Se busca un amigo para gustar
    de los mismos gustos,
    que se conmueva cuando es tratado de amigo.

    Que sepa conversar de cosas simples,
    de lloviznas y de grandes lluvias y
    de los recuerdos de la infancia.

    Se precisa un amigo para no enloquecer,
    para contar lo que se vio de bello y
    de triste durante el día, de los anhelos
    y de las realizaciones, de los sueños y de la realidad.

    Debe gustar de las calles desiertas,
    de los charcos de agua y los caminos mojados,
    del borde de la calle, del bosque después de la lluvia,
    de acostarse en el pasto.

    Se precisa un amigo que diga que vale la pena vivir,
    no porque la vida es bella, sino porque estamos juntos.

    Se necesita un amigo para dejar de llorar.

    Para no vivir de cara al pasado,
    en busca de memorias perdidas.

    Que nos palmee los hombros,
    sonriendo o llorando,
    pero que nos llame amigo,
    para tener la conciencia de que aún estamos vivos.

    Autor: Vinicius de Moraes

    Imagen: Propia

  • Significado de nombres

    NOMBRE RUBÉN

    SU SIGNIFICADO

    Etimológicamente este nombre procede de Re uven/ Rahhver y significa “ved, un hijo” “Dios ve mi afición y me regala un hijo” ya que su madre Lea era menospreciada y poco querida.
    Según la Biblia, Rubén fue primogénito de Jacob y Lea. Pero en realidad Jacob estaba enamorado de la hermana de su mujer, llamada Raquel, con la que más tarde tuvo a José, al que los demás hermanos querían matar por celos de ser el favorito. Rubén impidió en varias ocasiones el asesinato de su hermano José. Además, Rubén dio nombre a doce tribus de Israel, los Rubenitas.         Es un nombre masculino con una historia bíblica y un significado relacionado con la maternidad y el nacimiento.
    Las personas con este nombre suelen ser percibidas como individuos amables, cariñosos y creativos. Tienen una naturaleza compasiva y una habilidad para conectar con los demás.
    Es un trabajador incansable. Siempre termina todo lo que empieza, por muy costoso o difícil que le resulte. Es sensible y muy comprensivo con los demás. En el amor lo comparte todo con su pareja.

    Malania

    Info de la red.


  • Haikus

    SABOR A MIEL

    HAIKUS XXVII

    Madreselva en flor.
    Las abejas hambrientas
    la saborean.

    Una tortuga
    sale del cautiverio.
    Nada sin cesar.

    El sol se esconde.
    Duermen las mariposas
    Cae la noche.

    Malania

    Imágenes: J. A. T. , M. A. y propia


  • General

    AMOR. POR SIEMPRE AMOR.

    Vacilante.
    Se sintió amarrada
    al solenoide de la vida.
    El forajido
    se evaporó lentamente
    tras la bordadura glaseada
    de su piel excitada.
    Nada fue incoherente ni breve.
    Él era su único emblema
    su soledad disipaba.
    La melodía sigue allí
    en el solenoide de la vida.
                                    
    Malania
    Imagen propia
  • General

    HERMÉTICO

    Se dice que “tras una puerta que se cierra, otra se abre”.
    Pero no ocurre lo mismo con las ventanas ¿o sí?
    Así era la vida de Lina, cuando sus dueños se iban a trabajar, ella se quedaba
    sola.
    A puertas cerradas, disfrutaba (o no) de la vista a través del vidrio de la
    ventana.
    Desde su posición observaba todo lo que ocurría en el exterior.
    Le gustaba ver caer las gotas de lluvia, el movimiento de las hojas del
    lapacho, y fijaba la vista en los pajaritos que con toda libertad volaban y se
    posaban en las ramas.
    Pero un día sus dueños tomaron rumbos diferentes y la hermosa Lina fue a vivir
    con muchas otras gatas en casa de su abuela. Al principio le costó acostumbrarse
    al nuevo hogar pero hoy día goza de la libertad que antes no tenía y vive
    rodeada de plena naturaleza. Creo que es más feliz que antes.

    Malania

    Imagen: M. J. T.

     

     

     

     
     

     

  • Haikus

    HAIKUS XXVI

    EN CUALQUIER LUGAR

    Un gato llora
    debajo de la mesa.
    Nadie lo escucha.

    Un sapo duerme
    en la rama de un árbol.
    Los grillos cantan.

    Un perro ladra
    alguien llama a la puerta.
    Llegó visita.

    En cualquier lugar
    los animales viven.
    Y no se quejan.

    Malania

    Imagen: R. M. T.