Poesía

DÍA DEL TRABAJADOR

En el eco del sol naciente,
trabajo y esfuerzo se entrelazan,
manos unidas en faena constante,
forjando sueños que el mundo abraza.

Bajo el cielo de azul brillante,
labramos senderos con tesón,
en cada paso, en cada instante,
sembramos esperanza con devoción.

En el día del trabajo, celebramos,
la fuerza del obrero, su dignidad,
su laboriosa esencia honramos,
con gratitud y admiración en la verdad.

¡Oh, jornada que despierta el vigor!
En tu afán encontramos unidad,
pues en la labor, en su resplandor,
hallamos la clave de la comunidad.

¡Oh, día del trabajo, bendita fecha!
Que en cada esfuerzo lleva un canto,
y en cada gesto, una promesa repleta,
de un mañana mejor, de un nuevo encanto.

Malania

Imagen: de la red

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *