Poemas

EL CALAFATE

En un territorio distinto
nada nuevo sorprende,
nada es discutible.
La luna ensaya una sonrisa
sin mucha prisa.
El sol muy elegante
no quiere ser un faltante.
Con sus refinados rayos
a una nube azulada acaricia,
y con un virtuoso estilo
de permanecer entretenido,
con fenómenos irracionales,
el sol derrite a la nieve
con múltiples y cálidos abrazos.
Mientras tanto,
las montañas se sonrojan
y se descubren en rosas.

Imagen: Gentileza de N. V. S.

Compartir:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.