Poemas

DE AUSENCIAS

Quise respirar otro aire,
palpitar otro ritmo,
me hacías falta,
tu ausencia se notaba.
Viajé a las Lomas
y tardé más de la cuenta.
Estuve en París,
visité Roma,
también Pekín.
Aterricé en Dinamarca,
luego en Yakarta.
Me asomé por mil ventanas,
de día y de noche,
en Berlín y en Atlanta,
siempre buscándote
y no te encontré.
Fui a Recife y Abiyán,
a Brasilia y a Montreal,
tampoco te encontré.
Pronuncié mil veces tu nombre
pero todo fue en vano
nadie entendía mi idioma.
Calculé que estarías en Belgrano
o en Ho Chi Minh,
en Chicago o en San Martín,
tal vez en Milán o en Saavedra,
quizás en San Juan o en Atenas.
Y a mi pesar,
aunque hablé y hablé
la misma lengua,
nadie me entendió
y no pude hallarte.
Imagen: G. F. T.
Compartir:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.