Poemas

DE TRAMPAS

Indiferente,
caminaba en silencio,
por las calles vacías
aturdidas por el viento
de un húmedo y triste invierno.
Una voz aguda lo llamó
detrás del muro.
Tambaleante y curioso
logró el ascenso
a la sombra de acintadas hojas verdes.
Una ola de risa recorrió el jardín
y se alejó en declive.
Con intensa duda
prefirió la quietud
y esperó,
intranquilo y aterrado,
hasta que llegara su dueño.

Imagen: M.J.T.

Compartir:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.