Poemas

ENTRE VIERNES Y MARTES

Una espina plateada
cubrió de grises la mañana.
El desencuentro se hizo presente.
En búsqueda de tus huellas
llegué hasta ti con mucho frío.
Entonces salió el sol
y el aire de amor
destruyó el hastío.

Imagen: J.A.T.

Compartir:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.