General

DÍAS Y DÍAS

Cada nuevo día es un milagro,
cada jornada nos trae siempre alguna sorpresa,
y aunque sea la más mínima,
como un pimpollo recién abierto
o una melodía de un pájaro
que se anida en algún árbol cercano.
Hay días venturosos
y otros en los que fluctúa
una incierta nebulosa,
días que parecen
noches interminables.
Pero al fin todo se revierte,
vuelven la paz y la calma,
todo se acomoda y el tiempo fluye
como agua cristalina por su cauce
bajo la bella luz de la poderosa luna
en un día cualquiera.

Imagen: H. R. F.

Compartir:

4 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.