General

MATIZ

Hagamos
que el ayer y el mañana
se fundan en un hoy no tardío
para sobrevolar juntos
el violáceo firmamento
y aterrizar abrazados
en un cálido amanecer
lleno de calma infinita.
Compartir:

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.