General

ALDABA

Una aldaba,
pende silenciosa
en una puerta de satín.
Una mano metalizada
quizá de vanadio,  
bronce no irisado  
o tal vez zinc,  
por manos modelada
sin indicios del artista,
que plasmó en esa obra,
nada trivial,
el amor de su poetiza.
Imagen: G. F. T.
Compartir:

4 Comentarios

  • Marina

    Querida Elsa, creo habertelo dicho antes, pero te lo vuelvo a decir porque realmente me maravilla el don que tienes para inspirarte con cuanto sucede a tu alredeor. Mi más sincera enhorabuena querida amiga.
    Te dejo un abrazo inmenso con todo mi cariño.

  • Malania Nashki

    Querida Marina: Esa aldaba está en algún lugar de España, no recuerdo bien adónde. A mí me gustó verla porque me imaginé a “alguien” tocando el timbre y también al artista reproduciendo algún sentimiento. Mi hijo la fotografió y aquí está de imagen ilustrativa para una de mis ocurrencias escritas.
    Me alegra que te haya gustado y gracias por tan lindo comentario.
    Abrazo gigante.

  • Patricio

    Que placer en letras, revivir mi niñez, que alguna vez, me encontró afinando puertas al compás de los toc toc toc de una aldaba que había en algunas casas que solía frecuentar
    Paz y Bien Elsa

    • Malania Nashki

      Me imagino, ese chiquillo de pantalones cortos, despeinado por el viento, piel dorada por el sol y una mirada pícara con la sonrisa en los labios, pero a su vez con el temor a ser descubierto.
      Me alegro que te ha gustado y también por contar con tu presencia, Patricio.
      MUCHAS GRACIAS.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.