General

SERÁS MI GUÍA

Van varios años de tu partida.
Te convertiste en mi ángel desde el día en que te conocí, y te adopté como guía.
Nunca te equivocaste, siempre con la justa, y así yo te quise, frontal, amigo, compañero de momentos, amor de mi alma.
Eras así, como el COLibrí, no por su tamaño, sí por tu belleza, alegría, agilidad, tu ir y, tu venir con dulzura en los labios y en todo tu ser.
Todavía te lloro y por ello te pido perdón.
Te pedí que me llevaras contigo, sonreíste y me dijiste que no, no querías que sufra por nada, tampoco por ti.
Querías que siguiera mi camino.
Soy escritora y a veces, poeta, y tú lo sabías, pero mis escritos no te llamaban la atención.

Es por eso, que en vez de poesía hoy te dedico esta entrada, así de sencilla, sin rodeo de palabras, escritas con el corazón. Siempre estás presente, no en cuerpo pero sí en alma.

Malania

Imágenes propias y de la red.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *