• General,  Poemas

    CARICIAS

    Entre otras especies, abigarradas,
    estaban allí en el portal
    en macetas, enraizadas,
    declamándose juramentos indecentes.
    Con argucia de gacelas
    mecidas por el viento
    se acariciaban en secreto,
    se siseaban entre sí
    cuando caía la noche y decaía la brisa.
    Más tranquilas, las estrellas estaban
    sobre el piso mojado,
    por la lluvia demorada,
    por la noche sin luna.
    Breve crepúsculo arremetió,
    en hilo de luz las sorprendió
    besándose con el viento.
    Esa noche no han dormido,
    pero sí,  han soñado.
    Malania
    Imagen: M. C. R.
  • Poemas

    ÉL

    En marmoteo
    de guillotina
    rondó el silencio;
    colgó su abrazo
    en el perchero
    de triste olvido
    y en marmoleo
    filtró caricias
    en guantes fríos
    de blanco y negro;
    muy desdeñado
    perfiló  besos
    sin regadío.
    Malania
    Ilustración: autor : Alvaro Cabrera Jiménez
  • General

    ¿PERSPICACIA?

     “El universo no está formado por materia suspendida en el espacio sino por energía, lo afirman los científicos físicos.

    Los átomos están formados por energía invisible, no por materia tangible,  lo afirman los científicos que estudian la Física Cuántica.

    Todas las cosas están compuestas por átomos, pequeñas partículas que se mueven constantemente, atrayéndose entre ellos cuando están separados por una distancia pequeña, pero repeliéndose cuando se acercan mucho”.

    Del libro “La biología de la creencia” de Dr. Bruce H. Lipton.

    Ahora me pregunto y te pregunto:

    ¿La neblina también es energía? ¿O es un conjunto de átomos que se mueven en el espacio? ¿O ambas cosas?

    Malania.

    Imagen: C. J. V.

  • Relatos

    COMO UN ÁTOMO

    Inverosímil o no, creyó verlo en la noche, cotejado por el movimiento silencioso de las estrellas que iluminaban el campo de aterrizaje.
    Percibió una energía diferente y no estaba segura de que lo que pisaba, eran cimientos de la realidad o estaba volando en el firmamento.
    No se resignó, pero sí permaneció estoica ante lo imperceptible en su mundo.
    Entonces sacó una hoja en blanco de su agenda y escribió algo que estuvo hilando hacía rato: “Eres como un átomo que no se puede ver ni tocar”.
    Zigzagueó entre la multitud, mientras doblaba el papel sin perderlo de vista. Lo alcanzó y sin que se diera cuenta puso el papel en el bolsillo del saco gris plomizo del esbelto y silencioso caballero.
    Ella dio media vuelta y se perdió entre el gentío, que avanzaba como tropa salidas de un corralón.  

    Malania

    Imagen propia

  • General,  Poemas

    AIRE DE SILENCIO

    Él la dejo en la inmensidad del silencio,
    tendida en el lecho de la oscuridad,
    sin sentido por el hoy y el mañana.
    Qué más da, si está ausente su presencia.
    Él prefirió caminar solo
    por las vías de la vida
    orillando las esquinas
    sin voces que lo acompañen,
    sin el sentir del roce de sus pieles
    de su brazo contra el suyo
    en la escalera del subte
    sin los besos tibios
    en el ascensor a cualquier piso,
    sin el café y el agua de las diez
    frente al verde y hermoso parque.
    El prefirió el caminar en soledad
    o quizás eligió
    en otros brazos estar.
                                                     Malania
    Imagen de la red.
  • General

    ENTRE DOS INSTANTES

    Poner de relieve con fuerza algo traído del pasado,
    situado tan lejos, eso que ha dejado
    muchos recuerdos pálidos, le hacía ruido.
    Como un tintineo saltarín,
    o repiqueteo de cascabel,
    sobre hojas color ferruginoso,
    que ha dejado un inagotable viento,
    gritón por las noches y fresco por las mañanas,
    tuvo un sentimiento de fatiga, pero no de espanto,
    más bien de desinterés o tal vez indiferencia,
    como si hubiera bajado de una cumbre vertiginosa
    de muchas leguas de altura.
    El instante presente estaba desenrollado
    de entre goces y deseos ya borrados.
    La fuerza del pasado
    se instaló entre los dos instantes,
    pasado y presente.
    De pronto parecía que se extinguía
    la llama de la vida
    y en otra faceta descendía
    profundamente en mí
    las ganas de ascender hacia el amor de su vida.

    Malania

    Imagen: de la red, gentileza R. G.

  • Relatos

    LOGRO DE UN OBJETIVO

    Su origen lo obligó a tomar la vida con seriedad, lo que a veces debía explicar a sus amigos, sobre todo cuando lo invitaban a salir de juerga.
    Sentía como pinchazo de aguijón o como golpe de cincel cuando insistían en que no debía estudiar tanto y salir a “renovar el aire”.
    Pero se quedaba, conocía sus obligaciones y las tenía claras: estaba allí para estudiar, dar los exámenes en tiempo y forma y terminar la carrera lo antes posible. Sabía que su madre hacía un sacrificio tremendo para que pudiera graduarse. Muchas veces sacaba fuerzas invisibles para continuar, de un mundo que era rutilante para muchos y opaco para otros. Él seguía sin detenerse a pensar en eso. Por momentos percibía las cosas situadas a gran distancia, inalcanzables. Pero nada lo detenía y nadie lo detuvo.
    Y llegó el día tan esperado de dar el último examen. Con ansias y mucha expectativa lo esperaban frente a la Facultad su madre, su hermano mayor y varias amigas y compañeros de estudio. Cuando salió por la puerta principal, con los brazos extendidos al cielo como dando gracias, todos lo aplaudieron. Lo dejaron casi desnudo en la vereda de la plaza de enfrente, lo bañaron con huevos, harina y agua. Gran festejo merecido por haber hecho un gran sacrificio para lograr lo que había comenzado en la gran urbe, lejos de sus familiares. Sucio, pegajoso y mojado, viajó en tren hasta su hogar alquilado hasta ese año. Los demás pasajeros lo miraban. Con seguridad no sabían lo que sentía su corazón y el de su familia.

    Malania

    Imagen propia.

  • Poemas

    CÁLIDO SUEÑO

     
     
    Si durmieras vida mía,
    en el barco de mis sueños
    y pusieras tu sonrisa
    en alas de benteveo,
    me amarraría a tus ansias
    esas que ambos queremos,
    a llenarnos de placeres
    de los que emanan en fuego,
    cuando el sol rompe la niebla
    y al frío empuja a lo lejos.
     
     
    Malania

     

    Imagen de la red. 

  • Poemas

    EL DÍA DEL ECLIPSE

    La magia de la noche
    se volvió melancolía
    y la luna humedeció
    los umbrales de mis pupilas
    Una brisa suave
    las enjugó en el alba
    y en corcheas de violetas
    parpadeó una dulce
    canción amanecida
    con tus besos en misiva
    Tus palabras, amor,
    enaltecen mi alma.
    Malania
    Imagen de la red.
     
    https://plus.google.com/u/0/+MalaniaNashkiargentina2014/posts?cfem=1