General,  Poemas

CALLEJÓN

Una aureola lo envolvió,
y por un camino equivocado lo llevó.
Con fastidiosa insistencia
y promesas incumplidas,
por un callejón sin salida
en un laberinto lo encerró.
Él pensaba diferente
quería florecer en otro ambiente,
pero la emoción de la luz
lo hizo desviar a trasluz
hacia un lago desconocido,
donde vivió un sinsentido
en relación absorbente,
hasta que su corazón latente
lo despertó con un “bobazo”.
Revelado y despierto
relató su secreto.
Por suerte a tiempo
fue internado,
salvándose de un letargo.

Imagen: R. E. Ch.

Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.