Poemas

SIN ÁNIMO

Conmovido por el paso del tiempo,
imaginó sin fundamento
cada arruga aun inexistente,
una línea convertida
en pliegues  de humo de cortina,
esa que tapa los ojos para no ver la realidad,
sin ánimo de vencer dificultades y ser feliz.
La rigidez de su pensamiento
volvió torvo su rostro y su humor desapacible.
Sus abstracciones lo habían transportado  muy lejos
y su autoestima no le servía siquiera para limar hilos de seda.
No quería que otra tormenta estallara
al simple rachear del viento.
No se animaba a subirse al crucero del placer.
Malania
Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *