General,  Poemas

¿UTOPÍA O REALIDAD?

Tímida, palideció,
su corazón
súbitamente palpitó,
azorada enmudeció.
Él, viento
en su ráfaga la deshojó.
Giró sobre sí misma,
su nombre suspiró,
una baldosa suelta
en señal de calma
la consoló.
Y  lejos lo vio,
entre las sombras
de vetustos árboles
desapareció.
Una lágrima y una sonrisa.
En su almohada
se consoló. 
Imagen: propia
Compartir:

6 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.