Poemas

HUMA

 

Lejos de ser lampiña,
a veces alfombra,
en una bolsa olor a piña
o en la misma alfombra
donde duerme
y se despereza.
Con picardía
me observa,
mientras leo
uno de tus poemas
el que has escrito ayer
o el año pasado;
qué importa cuándo.
Me mira con un ojo
como queriendo adivinar
mi pensamiento.
Pero no se enterará
lo que por mi mente pasa.
Es mío el pensamiento,
es mío el sentimiento,
mío y sólo mío.
Es mi secreto y tu secreto.

Malania 

Imagen propia                                  
 
Compartir:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.