• General

    DÍAS FRÍOS DE JULIO O DICIEMBRE

    Los días horizontales de julio
    o de diciembre
    (según sea Oriente u Occidente)
    se convierten  en turbias jornadas
    con rumores de limo volcánico.
    Un reguero de polvo radiante
    indica que todo ha cambiado.
    Los amaneceres se ven demorados
    por lunas de cenizas y lluvias heladas.
    Hasta las papas se muestran nevadas
    y los caracoles adormilan
    bajo el colchón de hojas
    que el otoño les ha regalado.
    Muchedumbre embrutecida
    por la ventisca del mediodía
    buscan la acera del sol ausente.
    Nadie reconoce los ojos del desencanto
    los labios ansiosos, la mano agitada
    que va diciendo adioses sin destino concreto
    desde una puerta entreabierta
    tan fría como la misma nieve.
    Los gorriones más atrevidos
    se congelan en un último aleteo
    con sus picos abiertos,  implorando
    que volviera el buen tiempo.
    Los pelícanos amontonados
    a la vuelta de la esquina
    se transmiten el calor del cuerpo
    enmarañando su plumaje entre ellos.
    Desde una ventana de cristales mustios
    él observa su cruel destino de auto presidiario.
    Pero no temas…aquí estoy…una voz de luz repite
    “no temas…aquí estoy
    y aunque el mundo congele tus  huesos
    y en silencio  opaque  tus besos
    Yo seré por siempre tu celda ardiente”
    Tu voz en mí. En mí, vos, por siempre vos.
    Malania
    Imagen de la red.
  • General

    HALLACA

    Uno de los platos más reconocidos y elaborados que se presenta en la gastronomía venezolana es sin lugar a dudas la hallaca.
    Es el más tradicional de los platos que engalanan las festividades navideñas en Venezuela.
    Desde su cubierta de hojas de plátano hasta los detalles que adornan y componen su guiso, pasando por su ingrediente primordial, la masa de maíz coloreada con onoto, también llamado achiote.
    Cada ingrediente tiene sus raíces: la hoja de plátano, usada tanto por el negro africano como por el indio americano, es el maravilloso envoltorio que la cobija; al descubrirla, traemos al presente nuestro pasado con habitantes primitivos, pues la masa de maíz coloreada con onoto es la que nos recibe con su bonito color amarillo; luego, en su interior se deja apreciar la llegada de los españoles a estas tierras, carnes de gallina, cerdo y res, aceitunas, alcaparras, pasas… todo picado finamente.
    Son guisados y maravillosamente distribuidos lo que hace presentar un manjar exquisito.
    La palabra «Hallaca» proviene del guaraní y deriva de la palabra «ayúa» ó «ayuar» que significa mezclar o revolver.
    De estas palabras se presume que «ayuaca» sea una cosa mezclada, que por deformación lingüística paso a llamarse «ayaca».
    Otra versión presume que la palabra procede de alguna lengua aborigen del occidente del país, cuyo significado es «envoltorio» o «bojote».
    Sea cual sea el origen de esta palabra, sabemos que «la hallaca» es el orgullo de la cocina venezolana, tanto por su nombre como por su confección.
    Ella, sin distinciones sociales se presenta espléndida en la mesa navideña.
    La hallaca constituye un ejemplo de las consecuencias del mestizaje y sus manifestaciones de carácter universal.
    En Argentina se llama TAMAL y se acostumbra a envolverlo en chala de choclo o de maíz.
    La hallaca o hayaca es similar a un tamal o envuelto, se prepara con una masa de maíz rellena con guiso de carne, aceitunas, pasas, alcaparras, y más. Se envuelven en hojas de plátano y se cocinan al vapor.

    Fuente: Internet
    Imagen de la red.

  • General

    TIMORATA

    Distraída y timorata, veo el desfile de estrellas
    en el infinito mar azul,
    mientras mi vida
    se desplaza silenciosa.
    En contraste con el gélido invierno espacial
     gozo del aroma de las flores del verano
    en este mundo en que el dragón naranja
    nos conecta en hilo de unión y armonía.
    En esta hermosa y cálida noche
    quisiera poder gustar
    de la delicadeza de tus gestos,
    de los ardientes juegos de tus dedos.
    Te esperaré hoy, mañana y
    en los postreros días de enero,
    para que bajo este infinito mar azul
    me regales ondulantes olas de placer
    suaves como solo tú sabes hacerlo,
    para nadar juntos en tibia ventura
    convertida en sublime entrega y redención.
    Malania
    Imagen:  de la red.
  • General

    EN LA DISTANCIA

     

    Se disipa el rocío entre las sombras, humedeciendo la tierra.
    Se estremece el polvo rojo del camino, repleto de huellas anónimas que dormitan bañadas  por el sol.
    Quizás bajo las flores amarillas se resguarda algún beso, o muchos, abandonado por el cansancio, en la distancia que ha recorrido en alas del viento una tarde cualquiera.
    Después de una larga espera, otros quizás moran en el túnel, labrado por hormigas  u otros insectos con el riesgo que el lugar implica.
    Iban rumbo a los labios de su amor.
    Allí escondidos  sueñan y son muchos.
    Esperan que el azar los rescate y los deposite en los colores tibios de su piel.
    Una leve ola mece las flores amarillas con la intención de encontrar esos besos perdidos.
    Y mientras él dormía los dejó esparcidos en el ambiente.
    Quizá cuando despierte callado y nostálgico, los descubra que están allí sobre su espalda,  su cintura, su boca y bajo las sábanas.
    La dulce y sutil ola  desapareció en la madrugada entre el aroma de azucenas y canolas.
                                                                                                                                                      Malania

     
  • General

    NAVIDAD 2022

    ETIMOLOGÍA DE LA PALABRA NAVIDAD

    (De Escritores.org.)

    La palabra Navidad tiene un mismo origen en todas las lenguas romances. Según la RAE navidad procede del latín tardío “nativitas, -atis”, que significa  nacimiento. Lo define tanto como la festividad anual en la que se conmemora el nacimiento de Jesucristo, pero también, por extensión, como el tiempo comprendido entre Nochebuena y la festividad de los Reyes Magos.

    La palabra Navidad tiene su origen en el vocablo latino “nativitas” que proviene del verbo “nascor” (nacer), de raíz indoeuropea.

    En otras lenguas de origen latino como el portugués, el italiano, el catalán o el gallego la etimología es muy similar pero en estos casos proviene de la expresión “diem natalem Christi” (el día del nacimiento de Cristo), y deriva en  “Natal” (portugués), “Natale” (italiano) o “Nadal” (catalán y gallego).

    En francés Navidad es Noël, y está documentada su aparición en el SXII como “Noelen” en los manuscritos del monje Philippe de Thaon.

    En las lenguas germánicas el origen es distinto, en alemán se dice “Weihnachten”.”Weih” es una corrupción del vocablo germano wi?ja o wiha, que significa sagrado, y “nachten” significa noche, por lo que sería traducido como Noche sagrada.

    En inglés, en cambio es “Christmas”, el vocablo procede de la expresión “Cristes mæsse” (Misa de Cristo) y de ahí evolucionó a “Christ’s Mass”.

     Fuente: © Escritores.org.

    De acuerdo a esta información, cada uno de nosotros sabrá cómo festejar ese día, cómo adornar el ambiente donde vivimos, si alcanza solo con armar el árbol de Navidad o también el Pesebre. Si los que podemos compartir la mesa de la Nochebuena recordamos qué estamos festejando o simplemente nos preocupamos de satisfacer nuestro estómago comiendo y bebiendo lo que más nos gusta. De todos modos creo que todos agradecemos a Dios por tener alimentos para compartir, como ser, el tradicional pan dulce navideño.
    De mi parte, tengo que dar GRACIAS a Dios y también a la vida, por permitirme compartir en paz, armonía y mucha alegría con mis hijos, nueras, nietas y familiares de mis nueras, que también son como de la familia.
    Es mi gran deseo que reine la PAZ y la ARMONÍA en todos los hogares del mundo no solo en este tiempo navideño sino todo el año. La alegría es salud. Que nunca falte el pan diario en cada mesa familiar.

    FELIZ NAVIDAD 2022.

    Malania.

  • Poemas

    DEVORANDO DISTANCIA

    Las chicharras bailan candombe,
    mientras las pitangas
    afloran su aroma
    por el matorral de la paja brava.
    Las luces navideñas parpadean
    al compás de los cumbieros,
    retumba y vibra
    a través de las mallas
    de atrevidos altavoces.
    Moras fuera de estación,
    galerías de enredaderas florecidas,
    verdes limoneros
    y mangos pendientes
    de frágiles ramas
    ofrecen un panorama diferente
    al tranquilo barrio
    de calles cortas
    y bulevar silencioso
    libre de transeúntes.
    Y yo paseo
    mis ansias por verte
    y la esperanza del goce
    del próximo encuentro
    devorando distancia
    en ti, mi pensamiento. 
    Malania.
    Imagen propia.
  • Poesía

    ESPONJOSA NUBE

    Se le oscureció el semblante
    con su cara pálida.
    Se quedó mirando
    emocionada y seria,  
    la pecera helada
    a través de la ventana.
    El invierno ha sido duro
    y ha convertido ríos y lagos
    en gruesas capas de hielo,
    también de la pecera, el agua.
    Una esponjosa nube blanca
    ha descendido como un hada
    congelando hasta las algas.
    Las opulentas cortinas
    y las gruesas alfombras
    se tragaron su tenue voz
    en poesía exclamada.  
    Jamás se había sentido
    tan impresionada,
    no escuchaba las palabras
    de aquellos que le hablaban.
    No quería entender nada,
    prefirió dejar que resbalen
    por sus oídos aturdidos
    junto a sus tibias lágrimas.

    Malania

    Imagen: Gentileza de R. G.

  • Sueños

    DESDE EL MEDIO DE LA NADA

    Sueña,
    se despierta.
    Sueña,
    vuelve  a despertar.
    Vuelve a soñar,
    se despierta,
    y se levanta.
    – ¡Es que ya he dormido tanto! –dice alguien al otro lado del Océano Atlántico.
    – Deduzco que duermo bien.
    ¡Con tanto soñar!
    No sería para menos.
    A menudo, cuenta mi amigo Amonad, se pasa todo el sueño esperando en una cola para cargar gasolina.
    Se despierta levemente y, lejos de abandonar la situación, vuelve a soñar de nuevo y aterriza en la misma cola, solo que ahora es más larga y más lenta que antes. Ve cómo se cuela un montón de gente sin que él sea capaz ni siquiera de protestar.

    Otras tantas veces, está intentando quitar la tapa de un portátil. Los tornillos no se aflojan.               
    Se despierta, va al lavabo, vuelve a la cama y cierra los ojos. El portátil sigue herméticamente cerrado, sin que se le ocurra la manera de poder desmontarlo para repararlo.
    – ¡Amanece, por fin! –comenta luego de dar un largo bostezo. He pasado la santa noche sumido en un sueño completamente estúpido, sumido en una ansiedad más estúpida e innecesaria aún –dice con humor. Otras veces, los sueños son tan agradables que el despertar se convierte en una contrariedad. En fin…seguiré soñando. Al menos así me doy cuenta de que duermo.
    Hace una pausa y continúa:
    -Prefiero soñar. Aunque, por variar, hoy lo he soñado y se hizo realidad: estoy en medio de la nada y mi coche no arranca de ninguna manera. Te estoy escribiendo desde aquí. Pero como no todo es malo, al menos hay señal de internet.

    Malania

    Imagen propia

  • Poemas

    EMOCIONADO POETA

    Extraviadas las letras
    de un viejo y triste poema,
    esparcidas por el viento
    entre las hierbas secas,
    por laberínticas huellas
    en un grisáceo sendero
    de un bosque espeso.
     
    Las buscó el poeta
    atravesando el prado,
    escondiéndose del sol
    debajo de las alas
    de un modesto sombrero.

    Perseguido por abejas
    se cubrió con muchas hojas,
    y llegó hasta un arroyo
    atraído por mariposas.

    Así vio pasar los días,
    aferrado a aquellas letras
    las buscó por las mañanas
    y hasta el ocaso tardío,
    en la montaña y la estepa.

    De pronto desde una nube
    lágrimas transparentes
    se lanzaron en raudal;
    eran sus melancólicas letras
    que encadenadas caían,
    hasta formar poesía
    con gracia y mucha alegría.

    Y una ola de cálido amor
    hizo jirones su tristeza
    y con acordes en rima
    una suave melodía
    acarició el corazón
    del emocionado poeta.

    Malania

    Imagen M. J. T.