General

LÁGRIMAS DEL MUNDO

No molestan las gotas azules,
a las hojas negras,
no abruman con su perfume
a los grillos de la selva.
El olor a tierra mojada
envuelve a la alborada.
Hay un tesoro escondido
en la soñadora tristeza de una mirada,
mirada de ojos azules
que de vez en cuando,
derraman algunas lágrimas.

Y surge la pregunta:

¿Los poetas donde están
que hace rato no los hallo?

Y surge un deseo:

“Quiero que otra vez deslicen
por aquí su gran talento
porque las musas me dicen,
se mueren de aburrimiento”
.

Y piensa…:

Sus silencios…
se han hecho eco,
en las almas quimeristas.
Las musas no son poetas,
tal vez, son crisálidas
que volarán por los aires
para llenar sus corazones
con inigualable albura,
para quitar la amargura
de pechos adoloridos
por lágrimas sin sentido.
Es que todo fue tan rápido
y ya no tiene remedio.

Y vuelve a preguntar:

¿Los poetas donde están
que hace rato no los hallo?

Y ella misma se responde:

Se han enclaustrado
tras el silencio invernal
con lágrimas en vendaval
por haber sido estafados
por la lava del volcán
que les ha quitado todo
hasta las ganas de pensar.
Son lágrimas interminables
que el mundo no ha de olvidar.

Imagen: R. E. Ch.

Compartir:

4 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.